En esta ocasión el encuentro estará dedicado al poeta romántico "Antonio García Gutiérrez"

En esta ocasión el encuentro estará dedicado al poeta romántico "Antonio García Gutiérrez"
Dedicado al poeta romántico "Antonio García Gutiérrez"

jueves, 3 de noviembre de 2016

NANA SCHMITH


Nací en Baños de la Encina, Jaén, desde muy niña hasta muy entrada mi madurez, viví en Hospitalet, Barcelona, donde aprendí lo poco o mucho que se, casi en mi senectud, volví  mis raíces, desde el 2003 me dediqué de lleno a mi pasión escondida por obligación, escribir, poesía y prosa o más bien vivencias, recuerdos, horrores o dichas.
  
He participado en varios eventos y antologías, Organizo el Recital, “Sierra Morena Poesía” en los dos últimos con la ayuda de mi querida compañera de letras, Mercedes Dueñas y la inestimable y desinteresada colaboración de D José María Lopera, en los prólogos.
Tengo publicados dos poemarios, Nostalgia de un Recuerdo (Barcelona 2003)  y Un Nuevo Amanecer (Editorial Celya, 2014).

En mi viejo baúl, dormitan  poemas e historias con ganas de ver la luz, quizá algún día lo hagan.

Así soy:

Soy un espíritu libre lucho siempre a contra corriente, ni quiero dominar ni que me dominen, aunque a veces lo parece, la vida mató mis sueños y la vida los resucitó de nuevo, me considero cuerda en ocasiones y en el resto de tiempo loca y poeta, si  poeta se le puede llamar  a mis sentimientos a mi forma de ver el mundo, por eso entiendo que tengo más de loca que de poeta, o…de las dos cosas. Mis amigas me llaman con cariño la loca de los versos rotos y yo, poeta del siglo XX, Así soy así me veo y así quiero seguir.


Loca poeta del siglo XX

LIBRE


Siempre fui libre en pensamiento,
mis alas externas amputaron,
más usé el corazón y el sentimiento
y volé con ellos muy muy alto
nadie podía entrar en mis adentros,
aunque sí intentaron anegarlos.
Nací libre como nacen los pájaros,
como nacen las flores en los campos,
me sacié del sol y de la lluvia
y planté las semillas bajo el árbol,
ese que nace en las entrañas mismas,
el que a veces olvidamos los humanos.
Las regué con semillas de inocencia,
con las rabias del mundo, fui regando,
y llegado el momento, la cosecha,
poco a poco iba fructificando,
mi árbol cobijaba con orgullo,
las flores que crecían de su regazo.
Llegaron los otoños y las hojas...
cayeron alfombrando suave el empedrado,
el invierno con sus nieves y sus fríos,
helaba los campos a su paso,
llegó por fin la primavera,
y crecieron de nuevo mis sembrados.
Mi árbol los seguía protegiendo,
y brotaron las flores sin recato,
no pudieron abatir la semilla,
ni otoños ni inviernos, ni veranos.



ECO


Soy, el eco de tu voz, tus sueños,
la arruga que forma tu sonrisa,
soy el pensamiento
que suena cada noche en tu cabeza.

Los pasos que suenan
en silencios dormidos,
en los pliegues del tiempo
y la memoria.

El ayer el hoy y el mañana,
el tiempo pasado,
soy tu presente con sabor a lirios
y el pasado agridulce.

Soy en definitiva la sombra,
que arrastras a tu paso,
el ego que llevas en tu mente
y el corazón ajado de dolor.

la injusticia, el poder,
las sonrisas perdidas
las voces de antaño que suenan
al paso de tus días,

los partos a la vida,
la sangre derramada
en holocaustos muertos,
la tierra que come cadáveres absurdos,
regados por los egos
de fatuas prepotencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario