En esta ocasión el encuentro estará dedicado al poeta romántico "Antonio García Gutiérrez"

En esta ocasión el encuentro estará dedicado al poeta romántico "Antonio García Gutiérrez"
Dedicado al poeta romántico "Antonio García Gutiérrez"

jueves, 9 de octubre de 2014

CONCHA GOROSTIZA


BIOGRAFÍA

Llevo dos años como aprendiz de poeta.
He participado en algunos certámenes poéticos en la provincia de Cádiz.

Poetas de ahora 2013

4º Grito de mujer

Y en varios en Conil:
Luna Llena, Bodas de Plata de Revista Azahar
Bodas de Plata programa flamenco de Radio Juventud,
Ambos bajo la progenitura de José Luis Rubio.

1º Equinoccio Punto Mágico De Sancti Petri… 2014

Anteriormente me he dedicado principalmente a la prosa, relatos fundamentalmente y artículos en mi época estudiantil.
En la actualidad empiezo a acariciar la idea de la publicación de mi primer poemario.

LA FRASE QUE ME AUTODEFINE.

POETISA VISCERAL DE TARDIA INCURSIÓN EN LOS VERSOS


POEMAS:

LAXITUD

¡Laxitud,
Pausa,
Tranquilidad!
La calma que precede a la tormenta
Pero no hay ni habrá tormenta
Solo pausa.
Lo que viene es bien sabido
Completamente conocido
Lo de ahora es solo paréntesis
Son unos cuantos kms.
La distancia a recorrer
Que a mí me parecen pocos
Para todo lo que todavía
Me queda por hacer.

Mis ojos han de recorrer tantas lecturas,
En mi alma quedan tantas escrituras
Que pugnan por salir…
Que no puedo detenerme
Que no me puedo encoger.
Mis manos corren ansiosas
Con un lápiz sobre el papel
Con historias que son nuevas
Mis ojos trémulos anhelantes
Se deslizan codiciosos de grafías
Por las líneas que otras manos ingeniosas,
Contando aventuras maravillosas,
Nos ofrecen dadivosas.

Sin olvidarme del teatro
Pues Talía generosa
De mi no se ha olvidado
Y yo no la puedo olvidar.

Se que la pausa de ahora
Forzado inciso que no busqué
Es solo eso, una interrupción
Para darme más fuerza
Para el camino que me espera
Con ilusión renovada recorreré.

Concha Gorostiza Dapena.

Mazagón 20 de agosto de 2014

Gozosa naturaleza, pero a veces no tanto

Cuanto gozo, cuanto esplendor
El alma se me llena de alborozo
Estoy feliz, extasiada
Ante tanto color.
La campiña sonrosada
Recibiendo la luz dorada
Que en las horas del ocaso
Tiñe con cuidado mimoso.
Me arrodillo lentamente

En mis rodillas no siento daño
Porque como en blando almohadón
Se posan en el suelo
Sembrado de blanco algodón.

Al levantar la mirada
Veo sobre mi cabeza
Por el sol iluminada
Profusas bandadas de aves,
Mirlos, jilgueros, golondrinas…
Que alegres emprenden el vuelo
Para estando en las alturas
Poder divisar mejor
Al enemigo depredador
Que quiere servirse de los polluelos
Como alimento para sus propios hijuelos.

Respiro hondo.
A pesar del suave algodón
La postura genuflexa
No resulta confortable
Mis posaderas buscan inconscientemente
La blandura que supuestamente
Me proporcionara la suficiente comodidad
Para ver sin contratiempos
La belleza que envolvente
Hace que disfrute todo el tiempo.
Mis nalgas se han acomodado
Pero ¡ay! por poco rato
Porque con el arrobo
Que siento en la naturaleza
No me he percatado
Que justo me he sentado
Encima de un hormiguero
Un hormiguero que al notar sus habitantes
Como de pronto,
Antes de ponerse el sol del todo
Se ha hecho noche obscura
Además el aire les está faltando
Un gran ahogo sintiendo,
Las hormigas muy guerreras.
Diligentes sienten que es necesario
Para su supervivencia
Retirar aquel escollo.
Empujan por cientos, por miles
Que digo miles, millones
Y todas al unísono
Me dan mordiscos tan atroces
Que juntas parecen,
Como si un hambriento tigre de Bengala
Hubiera descubierto de pronto
Que mis atractivas asentaderas
Le calmaran el apetito.
De un gran salto me levanto
Y el grito que sale de mi garganta
Hace que aterrado, asustado
El sol cierre los ojos
Y de repente la obscuridad
Ha convertido el atardecer
Antes dorado, reluciente
En noche profunda e inerte.
Después del salto y el alarido
Corro cual poseída
Huyendo como alma en pena.
Tropiezo, caigo, me levanto
Y vuelvo a caer.
¡Menos mal!, la última caída
Ha sido sobre un claro riachuelo
Que con su frescor
Me está calmando el dolor
Producido por los mil mordiscos
Del hormiguero enfierecido.
¡Ay, dulce naturaleza!
¡Gozosa naturaleza!
La próxima vez que venga
A disfrutar de ella
Me pondré gruesos tejanos
En lugar de falda de etérea seda.


Concha Gorostiza Dapena



Conil, 2 de octubre de 2014


RUMORES DE AGUA

Cristalina
Traslúcida
Y fresca agua
Que me trae con su rumor
Claro y límpido frescor
En el estío agosteño
Abrasado de calor.

Rumores de agua
Que me llevan lejos, muy lejos
Rumores de lugares
Desconocidos pero sabidos
Pues los susurros del agua
Son siempre iguales,
Parejos
Por eso los rumores
Por mi percibidos
Me transportan a otros rumores
A otros ríos por otros senderos
Donde las gentes que oyen esos rumores
Son felices en sus lares
Tan diferentes a estos lugares.
Las aguas que los bañan
Suenan como las aguas
De esos lejanos rumores
De perfumados arrayanes,
Mirtos olorosos
De los ignotos parajes
Que las aguas cantarinas
Nos traen a nuestros deseos
De maridajes
Con esas ánimas
Que en la lejanía,
De sus aguas también se extasían,
Con los rumores de las aguas
Que se deslizan
Ora saltarinas
Otrora tranquilas
Surcando llanuras
Brincando los montes
De sus mundos para nosotros ignotos
Así como ellos ignoran de los nuestros

Aguas cercanas
Aguas lejanas
Viniendo de cantarinas fuentes
Que fluyen en los montes,
Yendo y viniendo
Siempre dadoras de vida
Y calmando la ardiente sed de la tierra.
Murmullos de agua
Rumores
Frescos rumores
Que cantan las epopeyas
De los héroes inmortales
Con sones de trompetas.

Concha Gorostiza Dapena

Conil, 28 de julio de 2014





No hay comentarios:

Publicar un comentario